La edad mínima para solicitar créditos rápidos dependerá de cada entidad, suele situarse entre los 21 y los 25 años. Según el tipo de crédito rápido al que acudamos los requisitos que deberemos cumplir para poder acceder a la financiación variarán.

Esa respuesta que se recibe por vía mail es una preaprobación, lo que significa que no es definitiva. El usuario puede revisar toda la información que aparece en ella para contrastar que no existe ningún error. De haberlo, podrá modificarlo para recibir una nueva; si está todo correcto, solo quedará confirmar la solicitud. Sin duda alguna los clientes que han probado este servicio, lo valoran muy positivamente. Evidentemente es una gran cualidad de este tipo de créditos que no se encuentra en ningún otro lugar.

Aunque estos préstamos rápidos son personales, no exigen un aval o una garantía, sí que tenemos una responsabilidad y responderemos con nuestros “bienes presentes y futuros” en caso de impago de un préstamo personal rápido. Prácticamente todas las entidades que ofrecen financiación están abiertas al diálogo y la negociación de nuevas condiciones de reembolso si contactamos con ellas antes de que se produzca el impago. Nos ofrecen toda la información antes de realizar la solicitud. Por ley debemos tener todas las condiciones del crédito plasmadas en el INE antes de contratar el préstamo. Es nuestro derecho conocer qué estamos contratando antes de hacerlo, por lo que las entidades legítimas siempre nos darán las condiciones antes de rellenar cualquier tipo de formulario.

Si se contrata a distancia, ya sea por teléfono o por Internet, también puede ejercer el derecho de desistimiento en el plazo determinado (en España es de 14 días naturales). No firmar el contrato hasta comprobar que la oferta escrita es idéntica a se había hecho inicialmente o en la publicidad y que no hay ninguna cláusula abusiva sobre todo en los intereses de demora. Guardar el contrato y toda la documentación -publicidad incluida-, así como los recibos de ingresos y pagos. Cantidad o monto Total a Devolver (capital solicitado + intereses + comisiones y gastos + intereses de demora). Segundo, por la flexibilidad que te ofrece el prestamista, mucho más alta que la de cualquier entidad financiera ordinaria.

No obstante, esto no es siempre así, ya que va a depender de si ya somos clientes o no, del tipo de préstamo, la cantidad de dinero de la que se trate y la política de riesgo de la compañía. En caso de que aprueben nuestra solicitud recibiremos el dinero en nuestra cuenta en menos de 24 horas e incluso si ya somos clientes lo podremos recibir en el acto. ciertas restricciones pueden aplicar, la aprobación del préstamo dependerá del monto, tiempo y capacidad de pago, causas de estar en lista de morosidad y número de registros. Cuando llegue el vencimiento de tu Anticipo, haremos un cargo en tu tarjeta de débito. También podrás devolver tu micropréstamo antes de la fecha de vencimiento, ahorrando los intereses de los días no disfrutados.

Otro requisito que piden muchas de ellas es no figurar en ninguna lista de morosos, pero también puedes encontrar algunas que prestan dinero incluso con Asnef o RAI. Te ofrecemos una lista de las principales entidades prestamistas para que puedas compararlas y elegir la que mejor se adapte a tus circunstancias personales. Una entidad bancaria, lo primero que va a pedir al solicitante es que demuestre sus ingresos mediante una nómina u otra prueba de ingresos similar. Estos ingresos deben ser regulares y de una cantidad suficiente para poder demostrar que se puede hacer frente al crédito.

Es la opción más viable para aquellas personas que quieren olvidarse de los procesos tediosos y necesitan ahorrar tiempo. Sin embargo; es importante conocer las ventajas y desventajas antes de solicitar uno. Los créditos rápidos tienen la ventaja de que se consiguen de una manera fácil, sin papelos, sin preguntas y en apenas unos minutos. Esta virtud, que puede ser muy interesante en momentos puntuales de tu vida, puede transformase en un problema en el caso de no hacer un buen uso de ellos. Hay algunas que piden tener una nómina u otra forma de ingreso habitual y otras que lo conceden sin nómina e incluso sin ingresos.

Esta es una de las preguntas que a menudo nos formulan nuestros clientes, creditos rapidos y baratos la respuesta es sí. Siempre que se puedan justificar de alguna manera los ingresos. No debe confundirse con los microcréditos que ofrecen las entidades financieras o bancos ni con los créditos al consumo de las entidades bancarias tradicionales.

Además, el monto de esta financiación no suele ascender a más de 300€ la primera vez, aunque depende de cada proveedor. Lospréstamos rápidos son ideales para personas que enfrentan un gasto inesperado que debe abordarse de inmediato. Los intereses por demora serán del 3% diarios que se aplicarán sobre el capital pendiente de pago.

En la mayoría de los casos de trata de minicréditos de un máximo de 300 euros a devolver en 30 días. Aunque las solicitudes de préstamos online son fáciles de gestionar, en algunas ocasiones deberemos facilitar un mínimo de documentación para que puedan verificar nuestros datos. Si necesitamos solicitar un préstamo y estamos en ASNEF o RAI tendremos más inconvenientes para conseguir las mejores condiciones de financiación. Si este es tu caso te recomendamos consultar nuestro listado de préstamos con ASNEF.