En la mayoría de los casos de trata de minicréditos de un máximo de 300 euros a devolver en 30 días. Aunque las solicitudes de préstamos online son fáciles de gestionar, en algunas ocasiones deberemos facilitar un mínimo de documentación para que puedan verificar nuestros datos. Si necesitamos solicitar un préstamo y estamos en ASNEF o RAI tendremos más inconvenientes para conseguir las mejores condiciones de financiación. Si este es tu caso te recomendamos consultar nuestro listado de préstamos con ASNEF.

Por ley, todos los bancos, prestamistas y entidades financieras deben especificar la TAE de sus productos. La TAE es una tasa que agrupa todos los gastos que pudieran estar asociados a un préstamo (personal, rápido o urgente) o tarjetas de crédito. De esta forma, el usuario tendría el porcentaje final de los intereses del dinero prestado, más los costes asociados (mantenimiento anual, cuota de apertura, cuota de cancelación, etc.). Este tipo de ingreso no tiene que ser una nómina, puede ser dinero que recibas regularmente proveniente de una pensión, una herencia, un pago gubernamental o similar. En el caso de las entidades que otorgan préstamos a empresas y autónomos, esos ingresos mensuales demostrables son facturas emitidas a clientes.

Solicitas un minicrédito, recibes el dinero en tu cuenta y lo devuelves en un plazo de 30 días. En Creditonuevo podrás solicitar un crédito rápido de hasta 600€, pero debes saber que el plazo de devolución es más corto que en otras entidades financieras, en concreto 21 días.Asimismo, necesitas tener una nómina para hacer la solicitud o ser autónomo. Los créditos rápidos son aquellos que puedes solicitar con mucha facilidad y en cuestión de minutos desde la página web de la entidad financiera, recibiendo una respuesta casi inmediata.

Como has visto, las ventajas que ofrecen los créditos rápidos son muchas, pero varias veces resulta difícil dar el paso y hacer clic en el botón de “solicitar”. Por ello, aquí encontrarás algunos planteamientos que podrán quitarte todos los “peros” y te brindarán información adicional de utilidad. Algo que suele caracterizar a los créditos rápidos y fáciles, es la ausencia de costo de comisiones que, por el contrario, siempre están en los créditos bancarios.

La media de tiempo de espera suele der de unos 15 minutos, un corto periodo de tiempo que también contribuye a acelerar todo el proceso. El último paso para conseguir un préstamo rápido, una vez la entidad haya aceptado la solicitud realizada, es la comprobación de las condiciones que nos ofrecen y si efectivamente estas se ajustan a lo ofertado. Además, la fórmula de la TAE tiene en cuenta otros costes y el plazo de amortización; este cálculo es útil para comparar ofertas en el mercado de préstamos rápidos. Una vez se ha determinado el importe que queremos contratar y el plazo para su devolución, para valorar las diferentes ofertas antes de proceder a la contratación de un préstamo rápido, se debe atender a los costes que nos supone. Los importes a prestar y plazos para la devolución también se encuentran más limitados (sin llegar a las pequeñas cantidades ofrecidas por los mini préstamos).

Otra alternativa para conseguir crédito, aunque un poco más lenta, es la de acudir a los préstamos entre particulares. En este sistema una plataforma intermediaria pone en contacto a pequeños inversores con particulares que necesitan dinero.

Sólo facilitamos el acceso a otras webs en las que puedes pedir dichos productos y servicios. No somos responsables de la exactitud, veracidad, actualidad y utilidad de los productos, contenidos y servicios ofrecidos, ni de la utilización posterior que de ellos haga el USUARIO. El USUARIO tiene la total responsabilidad de comprobar creditos rapidos que bueno la información es correcta.

En el caso de no poder realizar la devolución del crédito urgente contactar con la empresa y comenta tu situación. Muchas entidades ofrecen la opción de solicitar una prórroga, es decir ampliar el plazo de amortización. A diferencia de los préstamos tradicionales en los bancos, los créditos rápidos son muy transparentes, no tendrás sorpresas ni comisiones extras. Por norma general, las entidades que ofrecen minicréditos rápidos envían el dinero del préstamo por transferencia bancaria. La mayoría de empresas exigen tener un mínimo de 21 años, sin embargo en el siguiente página hemos listado aquellas entidades que aceptan créditos rápidos para jóvenes entre 18 y 21 años.

El crédito solicitado es de 350 euros y el plazo de devolución es de 3 meses. Si fijamos el interés en base a un TAE y TIN promedio, el precio total será de 485,50 euros, que deberá abonarse en tres cuotas mensuales de 161,83 euros. En Préstamos Perfectos creemos que todos deberíamos poder tomar decisiones financieras con seguridad. Por tanto, te ofrecemos un espacio donde comparar préstamos de múltiples proveedores, totalmente gratis.